miércoles, 30 de noviembre de 2011

Nueva gente

Esta entrada la quiero dedicar a dos personas, dos mamás que he conocido estos últimos meses, mis dos más recientes amigas. Pero las siento ya muy queridas, por eso las traigo aquí, donde reflexiono de mis quereres.

Una forma parte de "la invasión de Ontur" (es que de no conocer a nadie, he conocido en pocos meses de siete a ocho personas de este pueblo), es María. María es una joven madre veterana que he conocido en las tardes en el parque. Una chica tímida que tiene un bebé quince días menor que Núria y una niña de cinco años. Para mí un ejemplo de la madre que quiero ser por como se tratan su hija mayor y ella.

María no creo que piense en crianzas respetuosas ni en educaciones de tal o cual manera, pero como es dulce en sí misma, trata así a sus chiquillos, respetándoles, con cariño. Dándoles sus límites y su espacio. Cuántas mamás con canas en la cabeza y libros leídos quisiéramos su saber educar innato. Nuestras charlas de parque y nuestros compararnos los bebés han hecho que me sintiera muy bien acompañada este verano. Y ahora que por el invierno hemos cambiado un poco los hábitos y nos vemos menos la estoy echando mucho de menos. Como en la fábula del zorro y el principito.

La otra es Jéssica, la autora del blog "la princesa del collar de guisantes". La he conocido a través de otra amiga y no me extraña que se dedique a hacer galletas y pasteles, porque es todo dulzura. No nos hemos visto tantas veces, pero es de estas personas que te hacen sentir como en casa desde el primer momento. Hemos tenido ya conversaciones en este poco tiempo que me han alegrado el día. Ella seguro también va a ser una madre dulce cuando nazca su pequeña, no puede ser de otro modo.

Dos chicas que he conocido con el calorcito, y que espero que el frío no nos separe. Es agradable encontrarse con buena gente.

martes, 29 de noviembre de 2011

Vuelvo a la carga, resumen de cómo estamos.

Pues eso que me he hecho el propósito de volver a escribir en el blog de forma habitual. Nuria ya tiene 5 meses que si os digo la verdad, no sé dónde los he metido. Se me han pasado en un suspiro. Parece que fué ayer que llegué del hospital. Ahora, aunque lejos de estar bien organizada, mi vida y mi casa ha dejado de ser un caos permanente de horarios y cosas por hacer, y me veo con la posibilidad de rasguñar unos minutos para escribir en el blog.

Os pongo al dia de las gentes de mi casa, como resumen de estos cinco meses. Papá pitufo, mi marido, bien de salud, jodido de trabajo, con múltiples trabajos acabados y por cobrar y un estado de nerviosismo por el tema económico evidente.

Mamá pitufa a ratos disfrutando/padeciendo de la crianza de sus niñas, a ratos preocupada como papá pitufo y muy preocupada por papá pitufo porque cree que se come mucho la cabeza y eso nunca es bueno. Muy orgullosa de sus pitufinas.

Pitufina grande, Sara, ha crecido mucho estos cinco meses. Ha evolucionado muchísimo en este tiempo, ha crecido físicamente y ya es más una niña pequeña en sus formas y en su manera de moverse. Pero la mayor evolución ha sido la mental. Pasar a ser hermana mayor le ha sentado muy bien, es muy autónoma aunque lógicamente a sus dos añitos y medio nos requiere para muchas cosas y, de lo que estoy más orgullosa, está construyendo una relación preciosa con su padre y con su hermana. Se está convirtiendo en una niña la mar de cariñosa con nosotros. Ha dejado atrás sus problemas con el habla, ahora hay que decirle que se calle.

Pitufina pequeña, Núria, la gran desconocida de este blog, es lo que Carlos González define como la hija de la vecina. Es un bebé amoroso, risueño, glotón y dormilón. Un amorcito achuchable que apunta a tener un carácter más abierto y risueño que su hermana. Es, como Sara, una niña muy alta, y ahí acaban sus parecidos. Nuria es morena, ojos marrones, tez morena, siempre dispuesta a unas risas y un bebé bastante paciente, tanto que las pocas veces que ha llorado con ganas nos hemos asustado Papá pitufo y yo pensando que le ocurría algo grave. El que sea tan plácida ha contribuido mucho a que estos primeros meses mamá Pitufa no se haya vuelto majareta.

Y por último Pitufo peludo, el Leo, está hecho un campeón. Como suponía ha recibido a Núria sin mover una pestaña, no ha advertido el cambio y sólo de vez en cuando se acerca a olerla cuando está en la hamaca. Con Sara tienen pequeñas disputas por la comida, porque se pone pedigüeño cuando ella come, con esa cara de hambre que ponen los perros y Sara le dice "Leo NOOO MIOOO, QUITAAA!!!" que supongo que en lenguaje adulto viene a decir "no me mires con esa cara que al final te lo daré y luego me arrepentiré de habertelo dado". De salud está estupendo, hace unas semanas le hicimos una analítica y salió perfecta y también está en su peso por fin. Las únicas pegas son que el tratamiento que toma para la leishmania le hace orinar mucho, y que cuando hace rato que está echado al levantarse le cuesta y renquea un poco. Que sus caderas se están deteriorando es evidente, pero dentro de todo lo que lleva encima, está fenomenal según su veterinario.

Ale, ya he quitado las telarañas del blog, que le hacía falta. Espero reengancharos y que me sigais leyendo. La próxima entrada en unos días.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

La mejor forma de dormir

Hola, ya se que no estoy muy activa precisamente. Bueno es que los pocos momentos que tengo de paz con mis dos princesas los dedico a descansar. Hoy he encontrado buscando otra cosa este bonito video de imágenes de colecho. Lo comparto con vosotros, porque es algo que practico con mis hijas, y porque el video transmite mucha de la paz que se siente haciéndolo.


Disfrutadlo



miércoles, 29 de junio de 2011

Ya está aquí Nuria!!

Sólo escribo una entrada cortita para deciros que Núria ha nacido ya. Nació el 20 de Junio, el Lunes de la semana pasada a las 4:30 de la madrugada. Rompí aguas hacia las siete y media del domingo y de madrugada empezaron las contracciones. Fué un parto muy rápido, sin complicaciones, aunque un poco acelerado y desatendido. Ya lo explicaré con más calma porque da para una entrada a parte.

Núria pesó 2,760kg al nacer, y se enganchó estupendamente al pecho en su primera hora de vida. Esta vez no he tenido problemas ni de grietas ni de subida de la leche ni nada de nada.

La verdad que está siendo una gozada de postparto, al contrario del de Sara. Yo estoy físicamente más fuerte (en el de Sara tuve mucha anemia), las visitas están siendo muy escalonadas, y Núria parece que va a ser de esos bebés tipo tranquilos que sólo tiene la vecina (aunque no lo diré muy alto, con sólo una semana no se sabe que genio va a sacar la peque en el futuro)

Sara sí que está dando muestras de celos y nervios estos días, aunque parece que día a día los va controlando mejor. Lo que más se le oye decir, de todas formas es: "¡Apa!" o algo así que quiere decir "Guapa", mientras acaricia a la bebé. Vamos a darle tiempo a ver cómo se va adaptando, pero de momento tiene pinta que lo va a llevar bien.

La experiencia de la lactancia en tándem también la explicaré en una entrada aparte, sólo decir aquí creo que está beneficiando a Sara para que acepte mejor los cambios.

Bueno, ya entenderéis que voy a escribir menos a menudo estos días hasta que nos adaptemos. Un besazo a todos los que me leeis y ¡¡¡feliz veranito!!.

jueves, 16 de junio de 2011

Principio feliz

Pensaba titular esta entrada como final feliz, pero en realidad, estaréis de acuerdo conmigo no es un final, es un principio.

Me da muchísima alegría y me hace mucha ilusión escribir esta entrada para contaros que Ana y Cristóbal tienen desde hace dos días a sus dos hijos en casa. Seguro que recodáis su historia pero por si acaso, os dejo los enlaces de las entradas anteriores en las que he hablado de ellos:
http://patucosypatas.blogspot.com/2010/11/con-el-corazon-encogido.html
http://patucosypatas.blogspot.com/2010/12/esperanzados.html
http://patucosypatas.blogspot.com/2011/04/ya-estan-aqui-los-gemelos.html

Este ha sido un embarazo muy duro, por el que ningún ginecólogo apostaba, ya que el síndrome que padecían tiene un 80% de posibilidades de que ninguno de los dos niños llegue a sobrevivir. Ellos han luchado mucho por sus hijos y al fin ya los tienen en casa. Desde que nacieron han dado algún que otro susto más a sus padres. A uno de ellos, el último que ha ido a casa, le han hecho tenido que hacer transfusiones de sangre y finalmente le han tenido que operar una hernia. El otro, que ya lleva algunos días más en casa, les han dicho que va a tener alguna secuela por su prematuridad a nivel motor, aunque parece que seguramente será leve, nada que le vaya a impedir hacer vida normal en un futuro.

Y bueno, como comprendéis, el entorno de esta pareja estamos muy contentos. Ellos también lo están, y también un poco abrumados por el faenón que se les viene encima. Esta entrada no podía dejar de escribirla y compartir la alegría de que a veces la vida sea justa y estos dos bebés-milagro estén en casa para que sus papás  empiecen por fin a disfrutar de lo bueno y bonito de la paternidad. De sufrir por sus hijos ya han tenido bastante.

martes, 7 de junio de 2011

Sara dos años



Buff!! ya hace quince días del cumple de Sara!! y yo sin comentarlo por aquí. Tengo el blog muy dejado de la mano de Dios. Bueno, espero que me comprendáis, he entrado en la semana 38 de embarazo, ha sido el cumple de mi pequeña y además me han atacado un catarro (del que no me podía medicar) y un dolor de muelas de juicio (ídem). Así que he estado un poco, muy, bastante...agotada.

Pero que mi niña ha hecho dos años lo tengo que comentar. Ya dos años desde que nació, cómo pasa el tiempo y cómo ha crecido mi bebé. Ha crecido en inteligencia y belleza, parafraseando a los evangelios, jajaja. Ya es una niña pequeña con mucha personalidad, con genio, dulce, cariñosa, cabezota, sensible. Está entrando en esa fase que tienen los niños pequeños en que te los comerías con sus monerías y a los diez minutos los matarías de lo borricos que se ponen. Además sigue hipersensible y enmadradísima con sus celitos.

No le entendemos casi nada de lo que dice. Sí que intenta hablar mucho, y yo entiendo que me quiere decir cosas concretas, que se quiere expresar, y es muy frustrante para ella y para nosotros no entenderla. Sé que si la entendiéramos mejor cuando habla los celos serían más llevaderos para todos. De todas maneras en los últimos días entendemos alguna palabra más: "ía" y señala mi barriga, creemos que quiere decir "Núria", "Papá" y "Mamá" ya por fin lo dice con mucha claridad. Creo que "papá" de todas formas ahora es cualquier hombre que conozca, porque ya la he pescado diciendo papá a algún vecino, algún padre de la guardería y a su abuelo.  Conoce perfectamente las partes del cuerpo, le encanta que le digamos los nombres y ella señalarlos, hay algunos como "pie" que sí que dice perfectamente. También dice "illa", "zapatilla" para que la calcemos al bajar de la cama...cada día una o dos palabrejitas más.

Tiene ya unos hábitos de higiene y varias rutinas diarias muy bien adquiridas, que le gusta seguir y a veces te las marca ella misma. Le encanta ayudar a poner la mesa, por ejemplo, disfruta del baño, del momento de ir a la cama... Eso hace que la mayor parte del día esté de bastante buen humor, y que la tarea de atenderla sola con mi barrigón de 38 semanas (Miguel habitualmente se va antes de las 8 y vuelve después de las 20:30) sea más llevadera, por lo menos a nivel emocional, ya que es más fácil atenderla con sonrisas que con llantos y rabietas.

Y bueno hasta aquí el repasillo de cómo está Sara con sus preciosos dos años (seguro que se me ha notado un poco la pasión de madre). A ver si en unos días me animo y hago otra entrada de cómo va mi embarazo en su recta final. Ya os adelanto, supongo que lo comprendéis, que una vez nazca Nuria el blog cerrará por maternidad una temporadita. Por si ocurre antes de mi próxima entrada, un beso a todos y feliz verano.

jueves, 5 de mayo de 2011

De celos

Estoy en la semana 33 de embarazo. Todo está yendo bastante bien a nivel físico, he tenido un par de tardes que me han dado contracciones, pero vamos, en general me encuentro bien, algo cansada, pero con la barriga que llevo a cuestas, atender a Sara y la casa y Leo, me parece que es normal.

Mis dos bichillos estas dos últimas semanas parecen haberse puesto de acuerdo para darme más faena. Por un lado está Leo, que como a buen animal, la primavera la sangre le altera. O sea, que el pobre anda cardíaco porque todas las perras del barrio andan en celo, y las hormonas están en el aire. Además está cambiando al pelo de verano, por lo que cuidarle estos días también se complica: hay que cepillarle más y aún así suelta una cantidad ingente de pelo. Va alterado en los paseos, olisqueando y tirando mucho de la correa. Eso en cuanto a su comportamiento. Además estos días has de ir pendiente del comportamiento de los demás perros, en especial de los perros cuyos dueños son tan irresponsables de llevarlos sin correa. Yo puedo llegar a entender que un perro pequeño impone menos y a la gente le importe poco que vaya suelto y el dueño el resto del año se aproveche de eso, pero estamos en la época de los celos de las perras. Los perros por el pueblo siempre deben ir atados, y en esta época más que nunca, porque sus reacciones no son las normales, en estos días todos los perros son más propensos a las peleas. Con lo fácil que es evitar esto si todos los animales van como es debido.

Respecto a si Leo está alterado por la venida de Nuria, o si es posible que le den celos a él, es una posibilidad que, teniendo la experiencia de cómo se comportó cuando nació Sara, no me preocupa en absoluto. Por supuesto volveremos a seguir las mismas pautas de presentación que nos fueron tan bien con Sara y estaremos vigilantes a cualquier cambio con respecto a su relación con las niñas, y continuaremos con la norma básica de que niñas y perro nunca se dejan solos.

 
 
La que sí me preocupa es Sara. Que ya está empezando a tener manifestaciones de celos. En casa  habíamos notado a la niña más llorona hacía días, y últimamente hace varios despertares en la noche, ella que tan bien duerme normalmente. Pero como también pasó en Semana Santa unos días complicados porque estuvo con conjuntivitis, mucha congestión y fiebre, pensábamos que quizás era que no se había acabado de recuperar.

Pero ayer al recogerla de la guardería sus cuidadoras, Cristina y MªJosé me comentaron que ellas estaban notando celos en Sara. Lleva esta semana sin dormir en la guardería, y al parecer está toda la mañana abrazada a ellas y con muchos episodios de llanto, cosa que les llama la atención mucho, porque normalmente rara vez llora. Me aconsejaron que la mimemos mucho, e intentemos que las atenciones sean en positivo ("oh que bien ha hecho esto Sara") y evitemos reñirle para que no entre en una dinámica de portarse mal para llamar la atención. Sobretodo que una vez nazca Nuria la impliquemos todo lo posible en su cuidado (teniendo en cuenta que tiene 2 añitos, no se como va a ser eso...) Y si ya ha empezado a pasarlo mal cuando aún queda mes y pico para que nazca su hermana, me agobia pensar cómo lo va a pasar después.

Ayer una buena amiga me dijo que estaba preocupada por mí, por cómo iba a poder organizarme con la llegada de Núria. Le agradezco la preocupación, sé la primera que lo voy a pasar apurada unos cuantos meses (o el primer año) con las dos niñas pequeñas y todo. Pero al fin y al cabo es algo que he decidido yo, como persona adulta y madre, conscientemente. Pero me duele el dolor de mi hija, que no ha decidido nada de los cambios que se avecinan en su vida. Desde aquí a las que ya teneis experiencia, por favor, dadme consejos para ayudar a mi princesa a sobrellevar este cambio.

miércoles, 27 de abril de 2011

Miguel Bosé padre por vientre de alquiler


Bueno, pues este hombre al son de cuya música tanto he bailado, que admiro como profesional y hasta el día de hoy como persona me hace salir del mutismo que tenía en el blog. Hoy ha saltado la noticia que podéis ver en este enlace, que da cuenta que Miguel Bosé ha sido padre.

Esta noticia es en principio muy bonita, y al principio cuando la he escuchado me he alegrado por el cantante. El problema está en esta frase "a través de un vientre de alquiler".  No es el primer famoso que lo hace, antes que él lo han hecho así la Baronesa Thyssen, Elton John y Ricky Martin, que recuerde.

Seguramente la mayor parte de la gente crea que estos bebés de famosos tendrán todo lo que desean en la vida y serán unos privilegiados. Seguramente en lo material no les falte de nada, pero mucho me temo que emocionalmente no sea así, y con ello no quiero decir que sus padres no les vayan a querer y vayan a ser unos padres no amorosos.

"He utilizado un vientre de alquiler" le suena al Sr. Bosé mucho mejor que decir "me he comprado unos bebés". Aunque la realidad es la misma, se trata de una mujer que engendra unos hijos que no desea para venderlos. Se trata de un hombre cuyo dinero le permite comprar unas vidas humanas como quien va a un criadero a comprar cachorritos. Esos bebés sin duda han sentido esa falta de amor en el vientre de su madre. Los recién nacidos, genéticamente programados para estar en el regazo materno los primeros meses, privados del derecho de conocer el amor de madre, el calor de sus brazos, por unos cuantos (seguramente muchos) dólares.

Y seguramente, sus padres compensarán todo eso con kilos de cariño en los años venideros, no lo dudo, no creo que ninguno de estos niños se sienta malquerido cuando tenga conciencia de ello. Pero lo han sentido ya en la vida intrauterina y en sus primeros días de vida fuera del vientre materno, porque les ha faltado lo que naturalmente espera cualquier recién nacido: los brazos de su madre, su cuerpo, su leche, el único mundo que conocen hasta ese momento. Eso estoy convencida, tiene que tener consecuencias.


Os dejo finalmente con un enlace que habla de un caso similar, que hace tiempo que leí y ejemplifica muy bien porque tengo una opinión tan mala sobre esta práctica que se está poniendo de moda entre nuestro famoseo.

Para finalizar celebro lo muy queridos que, como he dicho antes, van a ser estos bebés no sólo por su padre sino por toda su familia. Soy consciente que con la de desgracias que hay en esta vida, haber sido concebidos como lo han sido no va a ser un trauma insuperable, y con toda seguridad serán unos niños felicísimos y unos adultos equilibrados. Pero mi opinión sobre los vientres de alquiler es esta, aunque me cueste un poquito criticar a Miguel Bosé, al que tanto admiro.

sábado, 9 de abril de 2011

Ya están aquí los gemelos


Os comenté en el blog la historia de Ana y Cristóbal, y su complicado embarazo gemelar con síndrome de transfusión feto-fetal. Al principio del embarazo ningún ginecólogo apostaba por la supervivencia de estas dos vidas. Ana y Cristóbal no se conformaron con este diagnóstico, y se movieron buscando otras opiniones, así hace unos meses consiguieron que operaran la placenta de Ana para corregir en parte el síndrome que ha tenido en peligro la vida de sus hijos. Si no lo leisteis en su momento lo podeis hacer aquí y aquí.

Así que me encanta anunciar que el jueves estos dos bebés han pasado a la vida extrauterina. Han nacido como era de preveer prematuramente, con 31 semanas de gestación, y mediante un cesárea de urgencia porque uno de los dos bebés tenía sufrimiento fetal. Uno de ellos pesó 1.700kg y el otro, el que siempre ha corrido más riesgo, 800gr. Ambos están en la UCI de neonatos con respiración asistida. Sabemos que no está todo ganado aún y que de momento tienen que seguir luchando por sobrevivir, pero la verdad, después de haber tenido tan pocas esperanzas de que llegaran a nacer, que ya tengan dos días parece un pequeño milagro.

Como tía de otro par de gemelos con unos inicios casi igual de preocupantes y duros, soy un poco la optimista del entorno. Porque la verdad es que mis sobris Juan y María también nos tuvieron varias semanas en vilo, pero salieron adelante y ahora son unos niños sanos y felices con su año y medio de vida.

Les esperan a Ana, Cristobal y los dos peques unas semanas muy complicadas, espero poder seguir explicado, al cabo de ellas, que los cuatro se han instalado en su casa para iniciar su nueva vida familiar.

viernes, 1 de abril de 2011

Reencuentro con las "trinis"

Estos días por el feisbuc me estoy reencontrando con bastantes ex-compañeras del cole. Mi cole, era un cole de monjas, "Religiosas Trinitarias Terciarias" o más comúnmente conocidas como "las trinis". Las trinis tambíén se nos llamaba a las niñas que íbamos a ese cole (ahora deben ser "los trinis"). Nosotras vivimos la extraña experiencia de ser de los últimos cursos en que aún no era mixto, dos cursos por debajo del nuestro, habían niños, pero nuestro curso aún era sólo de niñas.

Como sabeis, hace seis años estoy viviendo en Yecla (Murcia), por lo que la posibilidad de encontrarme con conocidos antiguos por la calle está bastante limitadita. Para mí internet además de una forma de expresarme a través del blog y de buscar información de cualquier tipo, me resulta un enorme soplo de aire fresco. Estos días abro con ílusión la red para saber que muchas de mis ex-compañeras estamos compartiendo la experiencia de la maternidad, que vivimos en pareja, ver sus fotos de perfil treintañeras, las fotos de nuestros hijos, las fotos antiguas con la horrible bata azul del cole sonriendo a cámara desde nuestros diez-y-pocos años. Me hace sentir acompañada en mi páramo yeclano.

Sé que vais a hacer una cena de excompañeras. Me disculpais, pero con mi "bombo" de siete meses me abstengo de hacer un viaje a Badalona. Eso sí, ¡¡quiero fotos en el feisbuc del evento!!. Re-bienvenidas a mi vida, aunque sea sólo a la parte virtual. Un besazo.

martes, 8 de marzo de 2011

Día de la Mujer Obrera

Hoy voy a hablar un poco de historia (con permiso de mi hermana que es la "profesional") que es un tema que me apasiona. Si no os gustan los tochos históricos, no leáis la entrada de hoy, me ha quedado un poco espesita, ya os lo advierto.

Hoy se conmemora el día de la Mujer Obrera. La razón por la que se conmemora el 8 de Marzo no está clara, pero que sea en el mes de marzo sí. Hay varios sucesos en la historia de la lucha de la mujer que ocurrieron en Marzo. Algunos de ellos se han ido mezclando en la tradición oral, cosa que han aprovechado algunos autores para ningunear la raiz del porqué se celebra este día. La tradición oral nos cuenta que unas obreras se encerraron en una fábrica, y que estando allí de huelga hubo un incendio, cuyo resultado fué que 140 mujeres murieran calcinadas, ya que el dueño de la fábrica se negó a abrir las puertas de la misma para que entraran los bomberos.

La realidad histórica de esta leyenda es un poco más compleja, aunque no menos trágica. Se basa en el incendio de la "Triangle Shirtwaist Factory" de Nueva York.  A raíz de un despido masivo, el sindicato textil había iniciado el 28 de septiembre de 1909 la huelga conocida como "la sublevación de las 20.000", por la cantidad de mujeres implicadas. El paro terminó el 15 de febrero de 1910 sin que se hubieran satisfecho las demandas que incluían aumentar las medidas de seguridad en la fábrica. El 25 de Marzo se incendió a fábrica. Nunca se supo si fue accidental o provocado, pero el hecho es que la mayoría de las puertas de salida estaban cerradas con llave para impedir que las trabajadoras pudieran tomarse descansos. La fábrica estaba ubicadad en el noveno piso del edificio Asch. El total de víctimas fué de 146, todas mujeres jóvenes, de entre 13 y 22 años, la mayoría inmigrantes italiana y/o judías. La mayor parte murieron de asfixia, pero unas decenas lo hicieron al precipitarse al vacío por las ventanas pasto de horror. Para quien dude de la veracidad de la historia puede consultarla en estos enlaces.

http://www.marilink.net/2009/03/08/la-fabrica-triangle/

http://en.wikipedia.org/wiki/Triangle_Shirtwaist_Factory_fire

y también puede contemplar la tragedia que transmiten estas fotos

Los cuerpos de las víctimas eran colocados en ataúdes en la acera.

lado este del edificio, con 40 cuerpos en la acera.


Este incendio fué el día 25 y se había celebrado ya el día de la Mujer en Estados Unidos ese año por primera vez sólo unas semanas antes. Se reconoce como antecedente una marcha pionera de obreras textiles que recorrió los suburbios ricos de la ciudad de Nueva York el 8 de marzo de 1857 para protestar por las miserables condiciones de trabajo de las mujeres y que fueron duramente reprimidas por la policía. Yo creo, y esto ya es una opinión personal, que el hecho de que el incendio fuese también de obreras téxtiles, y en fechas tan cercanas a la primera conmemoración, hizo que la historia, y sobre todo las fechas se mezclasen a nivel de tradición oral. Pero el fondo de la tragedia es el mismo, aunque fuese unas semanas más tarde de lo que cuenta la tradición.

Durante años, varios países conmemoraron un Día de la Mujer sin fecha muy concreta, cada país elegía el día, entre finales de febrero y mediados de marzo. Los acontecimiento que marcaron el 8 de Marzo como Día de la Mujer trabajadora fueron los que ocurrieron en 1914 y sobre todo en 1917

Lo que ocurrió un 8 de Marzo de 1914 fué que millones de mujeres alemanas, francesas y suecas salieron a la calle para manifestarse contra de la guerra y a favor del voto femenino.

El mismo día en 1917 en San Petersburgo, una extraordinaria manifestación de mujeres salió a la calle en reclamo de su derecho a comer, a votar y a conseguir el regreso inmediato de los combatientes, dos millones de los cuales murieron en el frente. Tal marcha fue el detonante de la Revolución bolchevique: a los cuatro días el zar abdicó y el gobierno provisional le otorgó a las mujeres rusas el derecho al voto.

Y fué a partir de 1917 cuando el 8 de marzo comenzó a universalizarse, en principio, como Día de la Mujer Comunista en los países bajo la órbita soviética, y luego, ya despojado del calificativo, en los restantes.

No fué hasta diciembre de 1977 que la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó una resolución proclamando el 8 de marzo como Fiesta Internacional de la Mujer, es curioso que en la resolución no se mencionen los hechos de 1917, silenciando así el marcado carácter comunista (y obrero) de lo que se conmemora. Pero debemos seguir recordando cuál el el verdadero motivo para conmemorar este día, muchas mujeres a lo largo de la historia son deudoras de que las recordemos en su valiente lucha.

lunes, 7 de marzo de 2011

Carnaval, carnaval...


Este fin de semana como todos sabeis ha sido Carnaval, el segundo para Sara, aunque el año pasado era muy pequeñita para darse cuenta de nada de lo que pasaba a su alrededor. La hemos disfrazado dos veces, una para la fiesta de carnaval de la guarde, el viernes, y la otra ayer, que hacían pasacalles por el pueblo.

El viernes parece que no lo disfrutó mucho por la mañana. Su maestra iba disfrazada de Pippi Calzaslargas y se puso la peluca de rigor, a Sara le dió miedo, y le daban miedo todas las otras maestras que entraron al aula a lo largo de la mañana. Después parece que se tranquilizó y cuando le pusieron música y comida se animó más. Me dió un poco de lástima que algo que se prepara para que lo pasen bien, ella en vez de disfrutarlo, lo padeciera.

Por la tarde le arreglé las coletas y fuimos a que Alicia le hiciera unas fotitos, como también estaba allí cierto mago, pues se lo pasaron bien el ratito que estuvieron juntos. Ya por la noche fuimos a ver a los abuelos y los tíos y a comer fritillas, ahí sí lo pasó en grande. Le gustó mucho además darle besitos y abracitos a su prima Leire. Vino tan contenta y excitada a casa que costó un poquito que se quedara dormida.

Como digo ayer domingo la volvimos a disfrazar, nosotros pensábamos que no iba a disfrutar mucho, sobretodo porque no había echado siesta, y de hecho se durmió mientras íbamos a posicionarnos para ver el desfile. La música le despertó y por casualidad nos encontramos con el hermano y los primos del Miguel, con sus respectivos niños, y claro, entre tanta chiquillería, se lo pasó en grande.

Habían dos caperucitas, un pollo (¿o era pato?), una tortuga ninja y dos bebés tan chiquitinas que no las disfrazaron (bueno, a mi sobrina le pusieron un gorrito con orejitas de ratón). Después nos fuimos a tomar un café juntos (todo  lo que se pudo, porque no había sitio) y creo que tanto mayores como pequeños lo pasamos razonablemente bien, con la reunión improvisada. Nuevamente Sara llegó tan contenta a casa que costó que se durmiera, y eso que le dimos un paseo tranquilo y le pusimos el pijama con masajito y todo. Bueno, en resumen, que ha estado bien el carnaval de este año, el año que viene más...

viernes, 4 de marzo de 2011

Que la vida nos dé un camino muy largo

Hoy me voy a salir un poco de los temas que suelo hablar en el blog. Hoy quiero compartir con vosotros esta preciosa canción de Lluís Llach. Evidentemente se la dedico a mi marido, está canción sonó en nuestra boda, mis amigos la cantaron acompañados de guitarra (si, fue tan kumba como parece).

La comparto hoy, porque ayer el Miguel estuvo en una feria en Madrid, y no estaba claro si iba a volver a dormir a casa. Estuve todo el día medio zombi. Después de tres años de novios y seis años de casados, con el desgaste que conlleva la convivencia. Con una hija y otra en camino, con el desgaste y el cansancio que los hijos conllevan en la relación de pareja, la idea de no ver al Miguel un día de mi vida me sigue doliendo casi físicamente. Es para celebrarlo, y yo lo hago con esta entrada que me está quedando tan moña. Espero sólo, como dice la canción, un poco de suerte y que la vida nos dé un camino bien largo.





Traducción:

"Si me dices adiós
quiero que el día sea limpio y claro,
que ningún pájaro
rompa la armonía de su canto.

Que tengas suerte
y que encuentres
lo que te ha faltado en mí.

Si me dices te quiero
que el sol haga el día mucho más largo,
y así robar
tiempo al tiempo de un reloj parado.

Que tengamos suerte,
que encontremos
todo lo que nos faltó, ayer.

Y así toma
y así toma
todo el fruto que te pueda dar
el camino que, poco a poco, escribes para mañana.
Que mañana,
que mañana faltará el fruto a cada paso
por eso, a pesar de la niebla, es necesario caminar.

Si vienes conmigo
no pidas un camino llano
ni estrellas de plata
ni un mañana llena de promesas,
solamente,
un poco de suerte
y que la vida nos dé un camino
bien largo."

lunes, 28 de febrero de 2011

Sueños en el embarazo

Mi hija, después del sustillo que nos dió el fin de semana pasado, está muy bien ahora. Vuelve a su rutina y a vuelto a dormir bien en su cama en su habitación otra vez, después de los días en que estuvo malita y durmió con papá y mamá ("no la metas en la camaaa!! ...que no la podrás sacar NUNCA!!!...jejeje)

La parte negativa de esto es que estoy soñando. A Sara la soñé una sola noche, soñé que era rubia y que se parecía al Miguel, y rubia es y se parece a su padre.

A Nuria la he soñado esta semana dos veces. Las dos veces es morena y se parece a las fotos de mi hermano cuando era bebé: pelo moreno, ojazos marrones con mucha pestaña. Ya veremos si también he acertado con el aspecto físico de la peque.

Del primer sueño apenas recuerdo nada más, pero el segundo sueño lo he tenido esta noche y ha sido muy angustioso. Sé que es muy típico soñar cosas horribles del bebé cuando estás embarazada, que hay quien sueña que da a luz gatitos en vez de un bebé y cosas así. Yo he soñado que mi hija tenía un enorme bulto en la espalda, grandísimo y alargado, como un tercer brazo. Y que no me dejaban tenerla conmigo, que pasaba de mano en mano, por enfermeros, médicos, abuelas...pero yo no la podía tener nunca. Objetivamente sé que no le he de dar más importancia, pero, la verdad, me he despertado con una desazón y unas ganas de llorar inmensas. Miguel además ya se había ido a trabajar, por lo que no me ha podido distraer con un rato de charla adulta.

Sólo se me ha quitado la angustia cuando Sara se ha despertado y la he visto caminando por el pasillo con el saco de dormir puesto (no sé como lo consigue, yo me caería seguro) y los bracitos adelante pidiéndome su abrazo de buenos días y su tetita de desayuno. Es imposible seguir angustiada por las sombras de la noche cuando mi hija sonríe. Pero espero no volver a tener esta clase de sueños, y es que muy a pesar mío soy un poco supersticiosa.

lunes, 21 de febrero de 2011

Mala racha


Llevo muchos días sin aparecer por aquí, os pido perdón. La verdad es que este mes de febrero ha sido un poco malo, porque Sara ha ido encadenando resfriados, catarros, colitis y virus varios.

Hemos visitado al pediatra por lo menos una vez por semana, ha habido semanas que más. Y ha habido veces que la verdad, yo me negaba a volver a llevarla para que me dijera lo mismo, si ya sabía lo que me iba a decir...

Mi niña que siempre ha sido tan fuerte y que tan poco acostumbrados nos tiene a ponerse malita, nos ha hecho sufrir un poquito. Sabemos que no ha tenido nada de cuidado, en verdad, pero eso de ver que no levanta cabeza, que no para de moquear, que la diarrea le ha durado semanas enteras, pues está siendo un poco durillo, sobretodo porque, como digo, prácticamente en sus 21 meses no había estado enfermita, y es una niña alegre que raramente se queja. Y ahora es una queja constante, "uhmmm" en tono plañidero es lo que más se oye en mi casa estos días.

Y el colofón vino el sábado pasado, que amanecimos a las siete de la mañana con 39.9ºC. Se la conseguimos bajar, pero por la tarde volvió a subirle a 38.5ºC cuando aún faltaba un rato para poder darle un antitérmico. Sé que podíamos haberla bañado en agua templada y que hay otros remedios para bajar la fiebre, pero visto el mes que llevamos, preferimos irnos al hospital y que nos la revisaran bien.

Queríamos descartar que el catarro este que no se le va estuviera enmascarando alguna otra cosa. Cuando le tomaron la temperatura volvía a estar a 39.8ºC (no habían pasado más de diez minutos). Así que allí estuvimos en observación unas cuantas horas, hasta que la temperatura de Sara fue de 37.2ºC cuando nos dieron el alta. Le hicieron un análisis de sangre y confirmaron el diagnóstico del pediatra de Sara de que se trataba de un cuadro viral. Así que por lo menos sabemos que no tiene nada peor, el virus hay que pasarlo y ya está.

Hoy Sara ya está mejor, aunque no ha terminado el tratamiento. Desde ayer no ha vuelto a tener fiebre, aunque ha perdido algo de apetito y también está durmiendo algo peor desde hace una semana. Espero que cuando se recupere de este virus ya vuelva a sus costumbres habituales de comida y sueño.

Que ganas tengo que se acabe este mes de febrero, a ver si marzo se presenta mejor...

miércoles, 2 de febrero de 2011

Núria



Esta es una de mis canciones favoritas de uno de los grupos musicales que más me gustan desde mi adolescencia. Es un grupo de Rock Català, quizás si no vivís en Catalunya no lo hayais oído nunca, ya que cantan en catalán. He escogido esta versión porque está subtitulada, aunque el sonido no sea el mejor, espero que os guste.

No habla de crianza ni de perros, es una canción de amor muy alegre, para variar. Con lo bonito que es el amor, normalmente las canciones románticas son muy tristes ¿no?
 
Se titula "Núria" y la comparto aquí porque este es el nombre que hemos escogido para nuestra segunda hija. Creo que los nombres son muy importantes, caracterizan mucho a la persona que lo lleva.
 
"Quiero gritar muy fuerte que mi mundo se llama Núria."

martes, 1 de febrero de 2011

20 semanas de embarazo


Hoy me han hecho la eco de las 20 semanas. Las que habéis pasado por ahí sabéis que es la más completa y la más bonita de las ecografías que te hacen en el embarazo. Ha habido un momento para mí mágico en el que se le han visto todos huesitos de la cara. Las fotos que nos han hecho no le hacen justicia. Os dejo la mejor, una foto del cráneo.

Han hecho todas las mediciones y han buscado los órganos internos, los pies y las manos, han comprobado que el labio no estuviera partido, y se ha puesto mi ginecólogo a intentar decirnos si es niño o niña. Lo ha intentado tres veces, y tenía las piernas cruzadas. Al final se ha visto claro, y vamos a tener una nueva chica en casa. Yo lo tenía claro, la verdad, que pensaba desde que me quedé embarazada que iba a ser niña.

Y no me enrollo más, ha sido una visita muy agradable, y es que tanto con el ginecólogo como con la enfermera me encuentro muy a gusto. Sobretodo porque el ginecólogo, una vez comprueba que lo importante va bien, se detiene a explicar lo que se ve en cada momento.

No voy a hacer la entrada muy larga porque me estaría días. Estoy en una nube de contenta, de saber que todo va como tiene que ir y de me hayan confirmado que voy a tener otra princesita en mis brazos.

viernes, 28 de enero de 2011

Mi pequeño tesoro

Me apetece hoy compartir esta preciosa canción de Presuntos Implicados. Para todas las mujeres que tenemos un tesoro escondido.



"Mi pequeño tesoro
se halla escondido
entre el valle y el monte
que hay en mi ombligo.
Mi pequeño trocito de gloria,
es el alba que alumbra
una nueva historia.

Mi pequeño tesoro
quiere ver cosas,
y por él me despliego
como una rosa.
Mi pequeño trocitoo de vida,
es un ángel que viene a mí
de puntillas.

Tengo cinco razones
para quererte,
una atada a mi espalda,
y otra a mi suerte,
y las tres que me quedan, son
tu sonrisa,
tu ternura sin falta
y otras delicias."

jueves, 27 de enero de 2011

Vacunas

Antes que nada disculparme una vez más por no haber actualizado el blog estos días. Esta vez mi hija me metió el dedo en el ojo produciéndome una úlcera, por la cual no podía fijar la vista en el ordenador. Ya estoy mucho mejor, aunque tendré que echarme colirio en el ojo unos dos meses para evitar que se reabra la herida.



Mi entrada de hoy no es muy original estos días por los blogs de crianza, va de las vacunas. A raíz de la publicación del nuevo libro de Carlos González que las defiende, se han abierto debates en varios foros y blogs sobre este tema. Me subo al carro para dar mi propia visión.

Yo he vacunado a Sara. Y vacunaré a la habichuelita que tiene 19 semanas de gestación. Ale, ya he dado mi opinión, así que voy a publicar ya la entrada...noo, voy a argumentar un poco más, que ya sabéis que me gusta enrollarme.

Os voy a hablar de mi suegra. Mi suegra ronda los 60 años, y cuando era pequeña no habían vacunas.  Quienes la conocen, saben que tiene una cadencia particular al andar. Casi ni se le nota, es una mujer muy activa, que sale a andar todas las mañanas, y también va a piscina regularmente. Pero si te fijas se bambolea un poco demasiado para andar. Si va con falda, notas también que uno de sus pies está ligeramente torcido. Con 3 años pasó la poliomielitis y tiene paralizada una pierna, de recuerdo. Cuando hablas de ella sobre el tema, se siente muy afortunada, ya que a pesar de haber pasado esta enfermedad, puede andar, no va en silla de ruedas, ni lleva hierros en las piernas, ni depende de muletas para desplazarse, como la mayoría de los entonces niños que sobrevivieron a la poliomielitis. La polio puede causar la muerte, por si alguien no lo sabía. Mi suegra explica con mucho orgullo que su madre le sumergía la pierna en agua hirviendo (literalmente) para que los músculos no se le acortaran y que la cojera fuera mejorando, ignorando sus llantos desconsolados. Gracias a ello mi suegra ahora anda sin ayudas y es incapaz de darse un baño ni una ducha con agua caliente.

Sacado de la página de Medline Plus:

"Entre 1840 y 1950, la poliomielitis fue una epidemia mundial, pero desde que se desarrollaron las vacunas contra la polio, la incidencia de esta enfermedad se ha reducido enormemente. La polio ha sido erradicada en muchos países y ha habido muy pocos casos de la enfermedad en el hemisferio occidental desde finales de los años 70.

Los brotes todavía ocurren en países desarrollados, generalmente en grupos de personas que no han sido vacunadas. La polio con frecuencia se presenta después de que alguien viaja a una región donde la enfermedad es común. Gracias a la campaña de vacunación masiva y global durante los últimos 20 años, la polio se presenta sólo en unos cuantos países en África y Asia."

"Prevención: La vacuna contra la polio previene de manera efectiva la poliomielitis en la mayoría de las personas (la efectividad es superior al 90%)."

Así que con este testimonio tan cercano en mi vida, y estos datos sobre la efectividad de la vacuna y el riesgo de no vacunar, mi opción claramente es la de vacunar. Se podrían analizar una por una todas las vacunas del calendario de vacunaciones, y de alguna de las enfermedades tengo también testimonios cercanos, (uno de mis abuelos enfermó de meningitis, desgraciadamente jamás me pudo explicar cómo vivió el curso de la enfermedad, ya que murió combatiéndola varios años antes que yo naciera) pero creo que para eso ya existen los profesionales de la salud. Yo sólo soy una madre que expone su decisión meditada sobre las vacunas del calendario oficial.

Tengo que decir que también vacuné a Sara contra el rotavirus, que no entra en la vacunación oficial, y que de esa vacuna no voy a volver a vacunar a la habichuelita cuando llegue el momento. También quiero aclarar que respeto la opción de quien no vacuna de nada a sus hijos. Pero como he explicado, en mi caso, para mi familia, para mis hijos presentes y futuros las vacunas son una excelente herramienta de salud que vamos a seguir utilizando.

martes, 18 de enero de 2011

20 meses

Hoy mi pequeña princesa cumple 20 meses. No sé cuándo han pasado todas esas horas, minutos y segundos desde el momento en que la matrona me la puso encima, manchada de sangre, tapada con una sabanita, sus ojos abiertos de par en par mirándome. Cuánta alegría, amor, incertidumbre y miedo en ese momento.

Después vinieron los días de "no la cojas que se acostumbrará", "tiene tu teta como un chupete", "no la metas en tu cama que no la podrás sacar nunca". NUNCA han sido exactamente 19 meses y una semana. Sara ahora duerme en su cama, en su habitación, la llevamos a la cama y se duerme solita. Sara hace una toma de teta al día, por la mañana. Sara se pasa el día correteando de allá para acá. A veces pasa por mi lado y la pesco al vuelo, me la siento en las rodillas o le pido un abrazo, momentos que pueden durar de dos a tres segundos.

Así que yo el consejo que doy a todo el que me quiera oir es: "Ten a tu bebé pegado a tí tanto como quieras y puedas, que son sólo unos mesecitos que pasan volando. Cuando te des cuenta habrá echado a andar y a partir de ahí te habrás quedado sin bebé".

Esta mañana, al ver en el calendario que es 18, he mirado a mi hija jugando sentada en la alfombra y la he visto mayor, muy autónoma. Como digo ya anda mucho, mucho rato, a veces paseo el carrito de casa a la guardería y de vuelta, pero no me atrevo a no llevármelo, porque con el embarazo no la puedo llevar en brazos si se niega a andar. Sabe lo que quiere en cada momento. Come de todo (excepto marisco, frutos secos y chucherías) sin triturar y empieza a utilizar ella misma la cuchara y el tenedor. Es capaz de quedarse jugando solita a ratos en su habitación y tiene una destreza manual que a veces me sorprende. Me alegran las cuotas de autonomía que va conquistando día tras día, porque sé que su desarrollo es síntoma de que es una niña sana física, mental y emocionalmente. Pero a veces, como hoy, me sorprendo al darme cuenta de sus cambios en cortos periodos de tiempo.

Lo único que me preocupa de Sara en estos momentos es que casi no tiene vocabulario. Dice "calla", "mira", "si", "no" y "bien" con claridad, alguna vez contada papá y mamá, le hemos oído decir "elo", "ela" por abuelo y abuela, "paito" por palito (bastoncillos de pan), "Lio" llamando al Leo y "más" cuando quiere que le dés más de comer. Creo que con 20 meses es un vocabulario escaso. Ella parlotea como un loro todo el día, no calla, pero es un discurso de balbuceos sin palabras. Entiende todo lo que le decimos, de eso estoy segura, atiende y le encanta que le hables y cantes. Así que espero que como lo de dormir, andar y todo lo demás, en poco tiempo se suelte y esta preocupación pase y pasemos a otra etapa, con otras preocupaciones.

lunes, 10 de enero de 2011

Mañana de Reyes

La mañana de Reyes es el mejor despertar del año. Lo era desde luego en mi tierna infancia. Después lo siguió siendo viendo la ilusión de mi hermana Iris, con la que me llevo 13 años, y además su cumpleaños es el 5 de Enero, con lo que era doble la celebración en casa desde que ella nació.

Este año es el primero que Sara ha entendido un poquito lo que iba pasando a su alrededor y ha disfrutado bastante de las fiestas. Se portaron bien Sus Majestades. Le trajeron una cocinita, tres cuentos, un elefante de peluche que es una radio (a ver si así no nos rompe ninguna más a sus padres), un carrito con su correspondiente muñeca y el ordenador de Pocoyó. Por Barcelona sé que les han dejado una muñeca y un camión. Os dejo una grabación de Sara jugando con la cocina que le trajeron los Reyes, bueno, concretamente con la sartén de la cocina, estuvo toda la mañana jugando con ella.

video







lunes, 3 de enero de 2011

El tiempo corre en su contra

La semana pasada me encontré con una señora, vecina del barrio, de esas vecinas que nos conocemos por tener perro, como "la dueña de..." y no sabemos nuestros nombres. Se paró a decirles dos monerías a mi hija y a preguntar por la salud de Leo. "¿Sabías que se me ha muerto mi "Chico"?". No, no lo sabía. La verdad es que el animalito rondaba ya los 14 años y estaba muy mayor, pero me dió mucha lástima enterarme.

Leo va a cumplir seis años en Febrero. De los perros con los que se relacionaba de cachorro, no queda ninguno en el barrio, unos se han ido muriendo, otros se han mudado de sitio. Demasiado a menudo en el último año, me han dado la misma noticia: "Mi perro se me ha muerto". Así que le quedan bastantes pocos animales con los que relacionarse, al pobre. La Luna, que es un par de años más joven y para de contar. Son esas cosas que hacen que mires a tu animal y calcules cuánto tiempo más vas a disfrutar de su compañía silenciosa y leal. Estoy un poco melancólica, es que veo que envejece y está enfermo, y sé que el tiempo corre en su contra.